Duque entre la vida y la muerte


Friend, guiándole a su salvación


¡Dos bellezones!


Monti y sus más de 2 años de abandono


Nelly, con un hilo de vida


Neón, otro miembro de la manada misteriosa


La Dama blanca


Una pantera en la oscuridad


¡Bienvenido a tu nueva vida Crispin!


Zipi y Zape, abandonados entre viñedos


Bety y su hijito Oli


Foxy, otra víctima de la caza


De puerta en puerta


Milka, superviviente inigualable


Podencos: Vergüenza e indignación


La segunda oportunidad de Brownie


Lladruc, de nuevo bajo control


Chico, el perro de la mirada mágica


Mona, un bombón de chocolate


Gizmo, el rostro del miedo


¡La guapa rubia!


Zöe: abandonada, asustada y desnutrida


La pequeña Flor


Buscando al Pokémon del bosque: CHISPI


Dani y Diana, 5 años perdidos


La ninfa del bosque


Vulpes, sin derecho a protección


BlueyBay, abandonado tras su servicio a la caza


Bienvenidos al Gathotel!


Jabalíes, ¿Superpoblación o pérdida de hábitat?


Manchitas, la princesa de IKEA

Tyger, ¡de nuevo en casa!

Tyger, ¡de nuevo en casa!

¡Rescatado por segunda vez! Ha valido la pena pasar toda la noche en el coche esperándolo hasta el amanecer. Tyger aparecía puntualmente sobre las 05.15 h a por su ración de comida.

Entró en la jaula dos veces: la primera demasiado rápido, pues él estaba valorando si esa estructura extraña suponía una amenaza… como chico listo que es. Dejamos que hiciera su valoración porque sabíamos que volvería… Y así ha sido, apenas 2 minutos después, entraba como una flecha, confiado y con ganas de comer.

La historia de Tyger es, sin duda, especial: procedente de Cádiz, vino a Barcelona para ser adoptado con Denisse y su familia, disfrutando de su casa durante un año, hasta que se perdió. Estuvo desaparecido 2 largos años sin la menor pista sobre su paradero hasta que, hace un par de meses, lo localizábamos y rescatábamos en Sant Cugat del Vallès. Pero… a las 24 horas volvía a escaparse en Ripollet, por una puerta que se abrió accidentalmente y revivíamos de nuevo la pesadilla. ¡Increíble!


Por suerte, los perros viven el momento y el pasado ha quedado finalmente atrás, esta vez sí. A este gaditano ahora le toca empezar la terapia que su familia está dispuesta a seguir, descanso y mucho cariño, ¡que no le falta! Tyger es un perro muy querido.
Ha sido mucha la implicación de la familia y su entorno, así como de los vecinos de Ripollet y de nuestros voluntarios y colaboradores. ¡Muchísimas gracias por habernos facilitado el trabajo!

¡¡TYGER VUELVE A CASA!!


 


BACK TO TOP

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies