El cambio radical de BAGGEL

Baggel ha sido uno de nuestros casos más difíciles. Lo rescatamos de la calle en unas condiciones lamentables, con diversos problemas de salud (leishmania altísima, dermatitis) y un bloqueo psicológico muy grande. Desde el principio vimos que, si no nos poníamos a trabajar a contrarreloj, Baggel corría el riesgo de convertirse en un perro “invisible”, escondido en su rincón, de esos a los que nadie quiere.

No estábamos dispuestos a permitir que eso ocurriera y nos pusimos en marcha, formando un equipo de 3 personas que se desplazaría regularmente a la protectora Caldes Animal, donde poco a poco comenzaba a recuperar su salud.

Una de las mayores dificultades que teníamos, además de que le incomodaba la presencia de las personas, era la imposibilidad de pasear con él. Se negaba a caminar, no aceptaba la correa y, debido a su fortaleza y corpulencia, costaba manejarle. Largos meses de trabajo y una combinación de diferentes técnicas han sido necesarias para conseguir el cambio y que empezaran a verle como el tierno y agradecido perro que en realidad es.

No hay milagros para llegar a estos resultados, sólo paciencia, empatía y constancia. En el caso de Baggel, hemos hecho uso de varias herramientas:

  • Terapia de contacto (Tellington Ttouch)
  • Estimulación olfativa (Rastreo)
  • Masajes de correa (basadas en Tellington Ttouch)
  • Rutinas de iniciación al paseo semanales e iguales

El largo trabajo finalmente ha tenido su recompensa. En el siguiente vídeo podéis ver como un perro asustado, temblando en su esquina, deja paso a un perro sereno, feliz y agradecido.

Tras más de 6 meses de trabajo, estos son los magníficos resultados.

¡Baggel ya es un perro felizmente adoptado!

Facebooktwitter