Duque entre la vida y la muerte


Friend, guiándole a su salvación


¡Dos bellezones!


Monti y sus más de 2 años de abandono


Nelly, con un hilo de vida


Neón, otro miembro de la manada misteriosa


La Dama blanca


Una pantera en la oscuridad


¡Bienvenido a tu nueva vida Crispin!


Zipi y Zape, abandonados entre viñedos


Bety y su hijito Oli


Foxy, otra víctima de la caza


De puerta en puerta


Milka, superviviente inigualable


Podencos: Vergüenza e indignación


La segunda oportunidad de Brownie


Lladruc, de nuevo bajo control


Chico, el perro de la mirada mágica


Mona, un bombón de chocolate


Gizmo, el rostro del miedo


¡La guapa rubia!


Zöe: abandonada, asustada y desnutrida


La pequeña Flor


Buscando al Pokémon del bosque: CHISPI


Dani y Diana, 5 años perdidos


La ninfa del bosque


Vulpes, sin derecho a protección


BlueyBay, abandonado tras su servicio a la caza


Bienvenidos al Gathotel!


Jabalíes, ¿Superpoblación o pérdida de hábitat?


Manchitas, la princesa de IKEA

El cambio radical de BAGGEL

El cambio radical de BAGGEL

Baggel ha sido uno de nuestros casos más difíciles. Lo rescatamos de la calle en unas condiciones lamentables, con diversos problemas de salud (leishmania altísima, dermatitis) y un bloqueo psicológico muy grande. Desde el principio vimos que, si no nos poníamos a trabajar a contrarreloj, Baggel corría el riesgo de convertirse en un perro “invisible”, escondido en su rincón, de esos a los que nadie quiere.

No estábamos dispuestos a permitir que eso ocurriera y nos pusimos en marcha, formando un equipo de 3 personas que se desplazaría regularmente a la protectora Caldes Animal, donde poco a poco comenzaba a recuperar su salud.

Una de las mayores dificultades que teníamos, además de que le incomodaba la presencia de las personas, era la imposibilidad de pasear con él. Se negaba a caminar, no aceptaba la correa y, debido a su fortaleza y corpulencia, costaba manejarle. Largos meses de trabajo y una combinación de diferentes técnicas han sido necesarias para conseguir el cambio y que empezaran a verle como el tierno y agradecido perro que en realidad es.

No hay milagros para llegar a estos resultados, sólo paciencia, empatía y constancia. En el caso de Baggel, hemos hecho uso de varias herramientas:

  • Terapia de contacto (Tellington Ttouch)
  • Estimulación olfativa (Rastreo)
  • Masajes de correa (basadas en Tellington Ttouch)
  • Rutinas de iniciación al paseo semanales e iguales

El largo trabajo finalmente ha tenido su recompensa. En el siguiente vídeo podéis ver como un perro asustado, temblando en su esquina, deja paso a un perro sereno, feliz y agradecido.

Tras más de 6 meses de trabajo, estos son los magníficos resultados.

¡Baggel ya es un perro felizmente adoptado!


BACK TO TOP

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies