Buscando a Mu, la escurridiza del Garraf – Localizania Rescate Animal

El domingo tuvimos la oportunidad de formar parte del proceso de búsqueda y localización de Mu , una perrita muy asustadiza que salió corriendo al caerse accidentalmente la correa flexi (¡ojo con estas correas!) por una amplia y difícil zona montañosa del Garraf (Barcelona). El sábado comenzábamos a colaborar con su familia, dando las pautas y recomendaciones de las primeras horas, en las que el propietario tiene las más altas probabilidades de recuperarlo. Tras varias horas de duro trabajo y una larga guardia nocturna por parte de sus mamis, el domingo apoyábamos la búsqueda con la Unidad K9: En esta ocasión participaban Nessie (con su guía Vicenç) y Nala (con sus guías Esteban y Lissy, acompañados también de la pequeña Pya). El objetivo de los perros de Trailing que formamos en esta Unidad es el de seguir el rastro que el animal deja en la zona en una franja temporal de no más de 24-48 horas para establecer la dirección de huida más probable, descartando áreas negativas y acotando el radio de búsqueda. Se trata de reducir geografía, pues, como todos sabemos, un perro asustado puede recorrer muchísima distancia en muy poco tiempo, lo que añade una tremenda dificultad a los valientes rastreadores. El aporte de los K9 es muy importante para dirigir las búsquedas de forma más eficiente.

Nuestros pequeños campeones supieron reconstruir los inicios del recorrido de Mu y nos pusieron en la dirección correcta, donde la familia centró sus esfuerzos. Un poco más tarde, llegaba un aviso que nos confirmaba que Mu se encontraba en la urbanización que colinda con el bosque hacia donde Nala y Nessie apuntaban, unos 3 kilómetros campo a través. Por suerte, el vínculo con su familia fue más que suficiente para que pudieran cogerla y regresar a casa sana y salva. ¡Muchísimas felicidades chicas por vuestro esfuerzo, constancia y esas horas bajo el frío! ¡Os lo merecéis!  ¡Y gracias por contar con nosotros!

Sin duda fue un duro pero interesante ejercicio para nuestros K9 y nos sentimos muy orgullosos del trabajo tan fenomenal que esta Unidad viene realizando desde hace ya tiempo; poco a poco, sin prisa, pero sin pausa, aprendiendo y perfeccionando. Encontrar un perro perdido es mucho más difícil que encontrar una persona desaparecida, por lo que los K9 también nos apoyamos en el uso de herramientas como drones, entre otras.

Los perros de Trailing parten siempre de un olor de referencia (un objeto que contenga el olor del animal) y establecen la dirección del trail por ellos mismos, sin que el guía les influya. Se trata de una disciplina que combina INTENSIDAD, CONCENTRACION pero, sobre todo, MOTIVACIÓN, los 3 pilares principales. Los perros disfrutan mucho de poder dar rienda suelta a su instinto innato de olfatear, pero acaban agotados y no pueden asumir grandes distancias.

 


La suma de esfuerzos con otros profesionales, la formación especializada y continua de este equipo, así como la auto-disciplina de entrenamientos y la solidaridad… al final dan sus resultados. Nunca terminamos de aprender y de sorprendernos con los peluditos, tanto los que se pierden (de los que obtenemos patrones de comportamiento) como los que los buscan.

Como siempre decimos, ¡es un lujo poder contar con las personas y los perretes de la Unidad K9! ¡Gracias por ser como sois y por ofrecernos momentos tan inolvidables!