Duque entre la vida y la muerte


Friend, guiándole a su salvación


¡Dos bellezones!


Monti y sus más de 2 años de abandono


Nelly, con un hilo de vida


Neón, otro miembro de la manada misteriosa


La Dama blanca


Una pantera en la oscuridad


¡Bienvenido a tu nueva vida Crispin!


Zipi y Zape, abandonados entre viñedos


Bety y su hijito Oli


Foxy, otra víctima de la caza


De puerta en puerta


Milka, superviviente inigualable


Podencos: Vergüenza e indignación


La segunda oportunidad de Brownie


Lladruc, de nuevo bajo control


Chico, el perro de la mirada mágica


Mona, un bombón de chocolate


Gizmo, el rostro del miedo


¡La guapa rubia!


Zöe: abandonada, asustada y desnutrida


La pequeña Flor


Buscando al Pokémon del bosque: CHISPI


Dani y Diana, 5 años perdidos


La ninfa del bosque


Vulpes, sin derecho a protección


BlueyBay, abandonado tras su servicio a la caza


Bienvenidos al Gathotel!


Jabalíes, ¿Superpoblación o pérdida de hábitat?


Manchitas, la princesa de IKEA

El regreso de Drela

El regreso de Drela

En la noche probablemente más fría del año, con el equipazo de la Protectora d’animals de palafolls formado por Nerea, Esther, Claudia, Nadia, Isabel y Cristina, conseguíamos traer de vuelta a casa a Drela. Esther era la encargada del turno de vigilancia en el que finalmente la peludita ponía a salvo su vida.

Su historia es parecida a muchas otras: perrita miedosa que se escapa recién adoptada.

LA CLAVE ES LA CONSTANCIA

Un largo mes de trabajo de búsqueda y localización por parte del equipo fue necesario para fidelizarla en la zona. De día, de noche, recorriendo zonas, coordinando avisos de los vecinos, un trabajo de campo que requiere mucho esfuerzo.

¡Pero hoy era su dia! ¡El equipo iba a por todas y así ha sido!

Drela ya descansa tranquila y feliz. Aunque congeladas de la espera bajo las tremendas temperaturas de hoy, el esfuerzo ha valido la pena.

.

La princesa regresa a la Protectora de Palafolls, no con sus adoptantes, por mutuo acuerdo. Así que buscamos un nuevo hogar para ella: Drela, con tan sólo 4 añitos, sabe lo que es el abandono pero, a pesar de todo, tiene un carácter muy bueno, cariñosa, alegre y activa.

DRELA EN ADOPCIÓN RESPONSABLE

 

 


 


BACK TO TOP

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies