El poder de la manada – Localizania Rescate Animal

Si algo hemos aprendido en este equipo desde que empezamos nuestra andadura por el mundo del rescate animal, es que el factor clave en la recuperación de perros miedosos, muy por encima de cualquier otro, es, sin duda, la integración en una manada equilibrada.

En todas las acogidas de nuestros rescatados hemos podido comprobar como el «efecto manada» es inigualable e increíblemente terapéutico. Nuestra manada particular está formada por Chispi (podenco maneto rescatado en 2016 por nuestro equipo) y Bea (galga rescatada en Madrid), ambos muy tranquilos, se hacen respetar pero, a su vez, empatizan con el origen de los miedos de nuestros rescatados: el abandono (y el maltrato).

 

Ni todas las teorías más elaboradas sobre la psicología canina son capaces de igualar el efecto terapéutico que produce la manada y que induce a la conducta imitativa, de gran ayuda para conseguir el acercamiento a las personas.

Con este post queremos homenajear a nuestra querida manada Chispi y Bea, por su paciencia, por ser los verdaderos «educadores» que han ayudado a tantos perretes en su camino hacia la recuperación, como los casos de Chico, Zoe, Crispín, Neón, Elsa, Duque, Gizmo, Dama… entre otros.

 

AQUI TENÉIS UN RESUMEN DE IMÁGENES ENTRAÑABLES QUE NOS

RECUERDAN EL «PODER DE LA MANADA»