Juegos de olfato y rastreo – Localizania Rescate Animal

Los perros exploran su mundo gracias a la nariz. Cualquier actividad que implique el uso del órgano olfativo les produce gran entusiasmo y concentran todas sus energías en la búsqueda, ya sea de un objeto, un premio o una persona. Es un talento innato en ellos que, además, supone un gran beneficio para su salud, estimulando tanto la circulación sanguínea como el metabolismo del animal.

Por eso, estos ejercicios son uno de los ejes principales de las terapias de rehabilitación de nuestros rescatados. Los aplicamos siempre, tanto en ambientes interiores como exteriores. Algunos de nuestros favoritos son estos:

 

JUEGOS DE INTERIOR

 

La toalla de los premios

Muy divertido y entretenido para ellos! Se trata de una toalla especialmente diseñada con retales en diferentes formas para esconder premios, trozos de comida muy pequeños.

 

Los cubiletes con sorpresa

Aunque hay muchas formas de hacerlo, uno de los juguetes de estimulación olfativa que más nos gusta es este, donde 3 botecitos giratorios permiten que caigan los premios a medida que el perro encuentra en cual de ellos están. Se tienen que esforzar un poco más para conseguirlo, lo cual estimula su capacidad cognitiva.

 

 

JUEGOS DE EXTERIOR

 

El rastro de la salchicha

Es un fantástico ejercicio para iniciarlos a Rastreo. Sencillo pero efectivo, tan sólo tienes que arrastrar una salchicha por el suelo, ayudándote de una cuerda o correa, y esconderla de modo que el perro no la vea. Una vez escondida, lo llevas hasta el punto de inicio y dejas que siga su instinto de rastreo hasta que encuentre su premio.

 

Buscando al dueño

¡Jugar al escondite con sus dueños es de lo más estimulante para ellos! ¡Les encanta y les motiva muchísimo! Son los ejercicios de base cuando iniciamos a los perros de rastreo. La satisfacción que experimentan cuando encuentran a sus dueños es única, instintiva e infalible.