Lladruc, de nuevo bajo control – Localizania Rescate Animal

En nada menos que 170 hectáreas de bosque se encuentra una finca de la provincia de Barcelona con más de 200 animales (entre perros, caballos, aves, etc..) hacinados en cerramientos de gallinero en condiciones realmente pésimas, un caso de Síndrome de Noé elevado a su máximo expresión. El protagonista de esta historia, Lladruc, es una de sus víctimas.

Tras el decomiso por parte de los Agentes Rurales, hace ya tiempo comenzaba el proyecto de reubicación de todos los animales, en los que han participado diferentes Entidades de protección animal, entre Asociaciones y Refugios. Un increíble y admirable esfuerzo que ha dado como resultado bajar la escandalosa cifra de 200 a 43 y, actualmente, a tan sólo 11, perros ya saneados que esperan la oportunidad de conocer un hogar de verdad. Este el objetivo del proyecto, llamado PROYECTO 43, en el que participa la protectora de Barcelona: La Liga de protección de animales y plantas de Barcelona, con la que colaboramos de nuevo en esta ocasión.

Lladruc, junto a su compañera Nit, se escapó accidentalmente durante el proceso de reubicación en la propia finca. Ambos son perros que sienten mucha desconfianza hacia las personas ya que no han disfrutado de una socialización temprana. Vagaban a sus anchas por las 170 hectáreas de puro bosque que hacían imposible su rescate a mano.

Así que nos pusimos a trabajar junto con los voluntarios de la Llliga de Barcelona, de forma que se estableciera una rutina de comidas en el punto de la finca donde quedaban el resto de sus compañeros. Tras unos días de fiel rutina, llegaba el momento de poner a salvo a Lladruc. Pero nos lo puso muy difícil… no fué hasta bien entrada la media noche, cuando, vencido por el hambre, entró en la jaula, sin su compañera Nit, que permaneció escondida toda la noche en el bosque. Nuestro bonachón se mostró sumiso y obediente en todo momento, a pesar de su miedo. Lo sacamos de la jaula de forma tranquila y se reencontró con sus compañeros en el recinto designado para ellos, mientras esperan su oportunidad.

Sin embargo, Nit, una hembra muy miedosa, sigue libre, por lo que estamos realizando el aprendizaje previo de la jaula, para que empiece a aceptarla, con la esperanza de que en unos días podamos cogerla.

CONOCE EL FANTÁSTICO TRABAJO QUE SE ESTÁ LLEVANDO A CABO EN EL PROYECTO 43