Milka, superviviente inigualable – Localizania Rescate Animal

Es difícil resumir la vida de Milka en pocas palabras… pero si tuviéramos que buscar una palabra, sin duda sería: superviviente. Este ha sido el caso más largo y difícil al que nos hemos enfrentado hasta la fecha, más de dos largos años siguiéndola… y un total de 4 años desde que se escapó, recién adoptada por una familia de Sant Cugat del Vallès (Barcelona). Milka ha sido nuestra pesadilla.

En plena curva peligrosísima de la Arrabassada (una carretera con un largo historial de accidentes), la pequeña Beagle vivía feliz, entre el bosque y la carretera, alimentada gracias a la constancia de todo el equipo de voluntarios. Se realizaron cientos de intentos, de día y de noche, largas horas de espera y momentos de gran frustración y desespero… ella no superaba su miedo a la jaula y la propia peligrosidad del lugar nos impedía probar otros dispositivos de mayor riesgo. Durante un tiempo la dejamos tranquila, pues a veces hay que asumir que ciertos perros prefieren vivir en libertad. Sin embargo, últimamente su aspecto había cambiado mucho, ya no era la misma y se encendieron de nuevo todas las alarmas. Así que decidimos usar la artillería pesada solicitando la intervención inmediata del Ayuntamiento y someternes a una trama burocrática importante con el fin de montar un dispositivo coordinado por Veterinario especialista, Mossos d’Esquadra y Forestales. 

Duro pero bonito el trabajo en equipo que partía de nuestra información de seguimiento durante años y culminaba hoy con el rescate de Milka, muy desmejorada pero viva y a las puertas de su nueva oportunidad. Hoy Milka regresa a las manos de la Asociación que la tuvo en acogida hace más de 4 años. Un reencuentro muy emocionante para todos.
Son tantas las personas que han intervenido que es posible que nos dejemos a alguien. Desde sus inicios, nuestro eterno agradecimiento a todas esas horas de lucha por parte de Josep Martínez (Rubigos), Luisa (Rodamons Rubi) y Ma Joana Gimenez. Y, tiempo después, al resto de voluntarios, tanto nuestros como particulares, que se han ido sumado al calendario de alimentación semanal, de forma muy organizada y efectiva, lo que ha permitido mantener a Milka con vida: Dieter, Sara, Adrian, Carol, Lali, Marta, Mon Cure y Enric, Irma y ANCA.
Y… como no… como siempre a nuestro pequeño gran equipo siempre dispuesto a hacer lo que haga falta: Patricia, Vicenç, Sandra, Artemi, Marga, MCarmen y Montse.
Por supuesto enviamos desde aquí nuestro agradecimiento por la buena predisposición de colaboración de la regiduría de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Sant Cugat, así como a los Agentes que han formado el peligroso dispositivo de hoy (en especial a los Agentes forestales Xiscu y Jordi, por su buen trato desde el principio). Un gran despliegue sin precedentes que nos trae el gran final feliz de hoy!

.