Nessie, ¡nuestro alumno K9 más avanzado! – Localizania Rescate Animal

Los entrenamientos de la Unidad K9 siguen su curso y podemos decir que ya se observan los primeros avances! En verano de 2016 empezábamos esta gran aventura de formar a voluntarios con sus perros en las técnicas de búsqueda, derivadas principalmente de la disciplina deportiva Mantrailing. Desde entonces, nos hemos marcado un calendario de trabajo de entrenamiento semanal que empieza a dar sus frutos, con el pequeño Nessie a la cabeza! 🙂

Nuestro Nessie nació en la Protectora de Tarragona (Alberg d’Animals de les Terres de l’Ebre) que rescató a su madre, embarazada y abandonada a su suerte. Pero tuvo la gran suerte de ser adoptado al poco tiempo por Vicenç y Mónica Castle, una familia ejemplar que ha hecho de él un perro feliz! No sabemos de que cruce de razas proviene, ni nos importa, pues en nuestra Unidad tienen cabida todos los perros.  Y  es que, a pesar de que algunos expertos recomiendan ciertas razas para el trabajo de búsqueda, esta experiencia nos está demostrando que cualquier perro, con un vínculo bien trabajado por su dueño, puede ofrecer sorprendentes resultados!

En la Unidad de Rastreo trabajamos las búsquedas a través de un olor de referencia, es decir, un objeto o prenda que contiene el olor del perro a encontrar, que estará escondido a una determinada distancia (el equivalente de lo que en Mantrailing llaman «figurante»). Aunque la disciplina de base (Mantrailing) está dirigida a la búsqueda de personas, nosotros la hemos ido adaptando, con la ayuda de un profesional de la materia, a la localización de perros perdidos, algo de lo que no hay referentes conocidos en nuestro país.

Las rutinas de entrenamiento en esta fase inicial en la que estamos se centran en:

  ·  Aprender a distinguir el olor de referencia respecto a otros olores

  ·  Trabajar la motivación y la concentración

  ·  Primeras búsquedas en terreno con rastros frescos

  ·  Leer al perro

Aunque somos conscientes de que se trata de un reto técnicamente complejo, la ilusión y la disciplina, junto con la colaboración de nuestro instructor K9, están dando buenos resultados así como grandes experiencias personales. Buen ejemplo de ello es Nessie, al que apodamos cariñosamente «pequeño saltamontes». En el video adjunto podéis ver al increíble Nessie en acción realizando un ejercicio de rastreo en pista forestal con los figurantes (perro + persona) situados a unos 250 metros.

Pero no todo es entrenar! También es muy importante crear unión de equipo, que los perros se conozcan y formen manada, pues en las futuras búsquedas reales deberán trabajar en equipos de 2, haciendo relevos. Por eso, en K9 también hacemos quedadas lúdicas y caminatas, en las que vemos como crecen los vínculos entre ellos (y entre nosotros), pero sobretodo en las que nos DIVERTIMOS MUCHO!