TERAPIAS POST-RESCATE – Localizania Rescate Animal

¿QUÉ OCURRE DESPUÉS?

 

En LOCALIZANIA nos hemos formado y especializado en la recuperación de perros que manifiestan un miedo muy marcado a la presencia de las personas. Esto dificulta enormemente las adopciones, con lo que, durante la PRIMERA FASE de este proceso, se trabaja con el animal en nuestra casa de tránsito principal (la de su fundadora y líder) combinando varias técnicas:

 

 

  • TRABAJO CORPORAL

Nuestro método favorito es Tellington TTouch, que parte de la premisa que el equilibrio físico influye en los comportamientos de los animales (y así es). Para nosotros la clave principal de este método es la OBSERVACIÓN: cuando observas, puedes entender mejor y actuar en consecuencia. Este trabajo es de especial importancia para los rescataditos que no aceptan el contacto, pues el riesgo de mordida es alto y son pasos delicados.  Se aplican pequeños toques en forma circular, elevaciones y deslizamientos sobre cada centímetro del cuerpo del animal con el objetivo de activar la función celular y fortalecer el vínculo entre perro y persona.

 

 

 

  • TRABAJO DE OLFATO

Es otro de los factores principales de nuestra terapia de rehabilitación: FOMENTAR EL USO DEL OLFATO. Éste es un instinto primario de todos los perros que ha demostrado ser muy útil para trabajar los problemas de miedos. A través del olfato, los perros reciben la información de su entorno y su cerebro «desconecta» de las amenazas que le provocan miedo. Realizamos sencillas rutinas de detección y rastreo que ayudan a nuestros rescataditos a relajarse.

 

  • ADIESTRAMIENTO COGNITIVO-EMOCIONAL

Actualmente se sabe que los procesos de condicionamiento, procedentes del adiestramiento clásico, no son los únicos mecanismos de aprendizaje del perro. La etología cognitiva ha demostrado la existencia de múltiples formas de aprendizaje cognitivo (y con ello comprensivo) del perro, como la expectativa, la resolución de problemas, la toma de decisiones o el aprendizaje de conceptos, por lo que el aprendizaje conseguido en un proceso de adiestramiento ha de ser comprensivo.  Este es el enfoque con el que nosotros estamos alineados, pues hemos comprobado que la conducta voluntaria está fuertemente influida por las emociones presentes en cada momento, pudiendo llegar la emoción a dirigir la conducta del perro en momentos de máxima intensidad. Al ser involuntaria la presencia de emociones, cualquier proceso educativo será insuficiente e ineficaz si no enseñamos al perro a gestionar su conducta emocional. El adiestramiento cognitivo-emocional implica preparar al perro para manejarse correctamente a niveles emocionales altos.

 

  • INTEGRACIÓN EN MANADA

Por muchos modelos teóricos de educación canina que existan, nosotros tenemos muy claro que su efectividad y avance es muchísimo mayor cuando estas técnicas se aplican con el acompañamiento de una manada equilibrada. Por ello, nuestros rescatados, en su primera fase de rehabilitación, cuentan con la ayuda de Chispi (podenco) y Bea (galga), ambos rescatados también, capaces de aceptar a nuestras acogidas de forma tranquila. Son los verdaderos «educadores caninos», ¡nunca dejamos de aprender de ellos!

 

En una SEGUNDA FASE, salvo que haya habido adopción, se continúa con el proceso a otro nivel, desvinculándose de la acogida de tránsito, pues no es aconsejable alargar estas acogidas, por el bien del propio animal. En esta segunda parte del proceso el perro pasa a formar parte de nuestro Centro de apoyo: Lliga per a la protecció d’Animals i plantes de Barcelona , un pequeño refugio de Barcelona, no masificado y cuya filosofía de trabajo se alinea con la nuestra. El objetivo en esta etapa es que el animal aprenda a aceptar a otras personas y a otros perros con total normalidad, lo que le permitirá integrarse en su futura familia con más garantías. Fruto de esta colaboración, la gran mayoría de nuestros peques ya disfrutan de sus nuevas vidas felizmente adoptados.

 

.

CASOS PARA RECORDAR: DUQUE

Su recuperación

En este vídeo se resumen varios meses de trabajo post-rescate en el que poco a poco Duque, tras ser rescatado en un estado terrible, aprendió a socializar y a disfrutar de sus nueva vida.

 

 

 

ALGUNOS DE NUESTROS LOCALIZANITOS ABANDONADOS CON FINAL FELIZ

 

Algunas historias inolvidables para nosotros: Dama, Crispín, Zipi, Zape, Duque, Monti, Nelly, Chico, Baggel, Gizmo, Neón, Elsa, Mona… ¡entre muchos otros!

 

 

 

¡ Conoce a nuestros Localizanitos !