.

MISIÓN

La Unidad K9 nace en Julio de 2015 con el objetivo de apoyar las búsquedas de perros perdidos cuando no se disponen de pistas fiables. Buscar un perro con escasa información de partida es realmente complicado y resulta imprescindible acotar zonas. Esta es la principal misión que tienen los rastreadores y los guías de la Unidad, un reto técnicamente muy complejo que requiere disciplina y constancia.

Nos formamos de manera continua con expertos en MANTRAILING (INBTI - International Bloodhound Training Institute), disciplina enfocada a la búsqueda de personas a partir de un olor de referencia. En nuestro caso, realizamos ciertas adaptaciones para que el objetivo de la búsqueda no sea una persona, sino otro perro (PETTRAILING). En España, Mantrailing no es una modalidad muy desarrollada y apenas existen grupos de trabajo, salvo tímidos intentos en cuerpos de Bomberos de algunos municipios. Pero la cosa no acaba aquí. A través de los entrenamientos regulares nos dimos cuenta de que esta práctica, además del fin operativo que persigue, ofrece también un gran bienestar al perro, con lo que hemos consolidado un grupo de trabajo a nivel terapéutico, en el que el objetivo no es lo importante, sino disfrutar del proceso.

...

LA NARIZ DEL PERRO, TODO UN UNIVERSO

Los perros perciben la mayor parte de su entorno por medio de la nariz, una herencia de su antepasado, el lobo. El olfato lo es todo para ellos, con un potencial altamente superior al nuestro, a través de sus 220 millones de células olfatorias de promedio, pueden detectar y diferenciar olores imposibles para nosotros.

El sentido del olfato es utilizado por los perros de 2 maneras distintas: TRACKING (el perro sigue las marcas o huellas dejadas en el terreno) y MANTRAILING (el perro busca personas en base a un olor de referencia). Una vez que las moléculas olorosas han llegado a la nariz, se fijan a los receptores de las mucosas. La información se transmite al cerebro en forma de impulsos eléctricos que siguen la vía de los nervios olfatorios; allí se procesan en una “central de olores”. En esta central se almacenan todas las experiencias olfativas anteriores y allí los olores recién llegados se comparan e identifican de acuerdo con el resto de las informaciones disponibles. Por tanto, para los perros la acción de oler es algo relacionado con una experiencia que, además, ha de ir asociada a un determinado proceso de aprendizaje.

.

LOS GUÍAS, LA CLAVE DEL PROCESO DE APRENDIZAJE

Aunque el objetivo es que los perros aprendan a discriminar y seguir el olor de referencia, ellos por su genética y fisiología ya saben rastrear, no les descubrimos nada nuevo. En realidad, quien debe aprender a motivar y dirigir a su perro hacia el objetivo es el guía, pieza clave en este proceso.

Es la persona que lleva a su perro el que debe aprender a motivarle para que entienda el juego de "buscar" y "encontrar". Siempre que se entienda como un juego y no como una obligación o presión, esta disciplina no sólo es enormemente gratificante para el animal sino que se crea un nexo de comunicación muy especial con su dueño o guía.

Como guía, deberás aprender a:

  • Motivar a tu perro
  • Enseñarle a discriminar olores
  • Interpretar sus gestos ("leerlos")
  • Enseñarle a marcar cuando encuentra
  • Practicar la concentración, sin influirle

Los entrenamientos se realizan de forma rotativa dos veces al mes en diferentes zonas: urbanas, semiurbanas y pistas forestales. En nuestras sesiones se integran aspectos terapéuticos de trabajo corporal para aumentar el bienestar y la eficacia del tándem guía - perro.

Actualmente en LOCALIZANIA tenemos definidos 3 niveles (Inicio - Medio - Avanzado) en función de los progresos y los objetivos de los propios participantes. Si alguno de nuestros rastreadores tiene potencial para trabajar en casos reales de rescates, se consolida su formación derivándolo al Nivel de Experto, a través de entrenamientos pactados con instructores colaboradores del InterNational Bloodhound Training Institute (INBTI).

...

¡NUESTROS RASTREADORES EN ACCIÓN!

El movimiento se demuestra andando, eso lo tenemos claro en la Unidad K9. Por ello grabamos todos los trails de nuestros perretes y valoramos su evolución, corrigiendo errores y fomentando sus puntos fuertes. No todo es rastreo, es importante también una buena obediencia básica y predisposición por parte del guía.

La constancia da sus frutos, así es el caso de NESSIE, uno de nuestros alumnos más avanzados, que ha experimentado una evolución increíblemente grande gracias al esfuerzo y a la dedicación de su guía Vicenç, actual coordinador de la Unidad.

¡NO TE PIERDAS NUESTRA SECCIÓN DE K9!