Las cosas no siempre salen bien… Nunca hay garantías que las búsquedas de perros o gatos perdidos acaben en finales felices. Pero las tragedias, a pesar del dolor, son lecciones aprendidas que nos sirven para avanzar.

Las cosas no siempre acaban bien

Pantera llevaba un mes desaparecida, tras saltar el vallado del jardín.

A pesar de todos los intentos por encontrarla, no pudimos llegar a tiempo.

Las vías de tren son un terrible enemigo

Hace un par de días recibíamos un aviso demoledor: Perro arroyado en una vía de tren. Nos personamos en el lugar, con el lector de chip, para retirar el cadáver y asegurar su identidad. Por desgracia, era ella.

Su propietaria, aunque destrozada por el dolor, pudo despedirse de ella y le hizo un bonito homenaje en el tramo de la vía donde perdió la vida. Un duro caso que siempre estará presente en nuestros recuerdos.

Facebookinstagram
× Contacta por WhatsApp