No hay mayor emoción que la de ser testigos del reencuentro de un perro perdido con su dueño. Dori, después de dos peligrosas semanas correteando por la ciudad de Barcelona, ¡¡¡Hoy vuelve a casa con su familia!!! Han sido muchos días de angustia para su familia, muchas horas de búsqueda de pistas, de frustraciones… que terminan con final feliz.

A pesar de su corta edad, esta bebito ha sabido encontrar una zona segura y sus dueños, con el apoyo de nuestro equipo, han sabido fidelizarla, evitando que se alejara más (el objetivo de la fase de fidelización).

Esta mañana montábamos la jaula a las 7:30 a.m. y, tras casi 12 horas de guardia, Guillem, su papi, con mucha templanza, activaba el botón de la jaula que le devolvía a su pequeña princesa.

Dori, una vez atrapada, no ha tardado en reconocer a su papi y ha salido loca de alegría a recibirlo, como si llevara tiempo esperándole.

¡EL REENCUENTRO HA SIDO MUY EMOCIONANTE!

Facebookinstagram
× Contacta por WhatsApp