LLEGANDO AL ÚLTIMO PASO

El rescate con jaula: ¿En qué consiste?

Es un sistema de captura selectiva equipado con un mecanismo de control remoto (a gran distancia) y monitoreo en tiempo real.

Esto nos permite alejarnos del animal miedoso lo suficiente como para que podamos observarle desde el coche. Sólo cerramos la puerta cuando vemos a nuestro objetivo dentro, en la posición y momento adecuados. 

Se trata de una jaula desmontable de grandes dimensiones, ya que las clásicas jaulas mecánicas a pedal no son efectivas para perros miedosos (no entran en ellas por lo general).

Se trata de una jaula desmontable de grandes dimensiones, ya que las clásicas jaulas mecánicas a pedal no son efectivas para perros miedosos (no entran en ellas por lo general).

EL SISTEMA MENOS INVASIVO

Es un proceso lento, implica paciencia y varias horas de guardia. Pero es un método tranquilo, poco invasivo.

La jaula de las segundas oportunidades

Chispi, 2016

La Jaula

La jaula se constituye por 7 paneles modulares desmontables y una puerta con cierre a control remoto.
El rango de distancia es mayor a 500 metros.




Visión nocturna o con obstáculos

Es necesario poder observar la jaula desde el coche en todo momento, por lo que la jaula está equipada con sensores perimetrales (que avisan en caso de quedarse dormido) y cámara de videovigilancia con visión nocturna.


El kit del rescatista

Además de lo básico, como guantes anti-mordidas, bozales y mantitas, es imprescindible disponer del lazo Snappy, que nos ayuda a inmovilizar al animal dentro de la jaula.



ASPECTOS A TENER EN CUENTA

LA JAULA NO SIEMPRE ES EFECTIVA

No siempre es posible la captura con jaula. La propia estructura intimida a los animales con un grado de miedo extremo, por lo que nunca entrarán. 

PERCIBEN LAS AMENAZAS

A veces, esta situación puede resolverse mediante un aprendizaje positivo. Es decir, acostumbrar  al animal a aceptar la estructura mediante un simulador, que reconstruye la jaula a intervalos de tiempo determinados, mientras observamos su avance con las cámaras. 

Sin embargo, esto suele requerir mucho tiempo, por lo que, cuando todo falla, tenemos que recurrir al método de la red.

La red sigue el mismo patrón selectivo que la jaula (accionamiento mediante mando a distancia mientras se observa al animal) pero la forma de interactuar es más invasiva y tensa. Es un método que reservamos solo para los casos más extremos, ya que los animales se estresan y la inmovilización es más complicada para el rescatista (normalmente se requieren dos personas).

 

CASOS TRABAJADOS

Algunos de los casos en los que hemos participado

× Contacta por WhatsApp