A lo largo de nuestra andadura por el mundo del rescate animal, hemos vivido de cerca muchas historias de perros perdidos que han tenido diferentes desencadenantes: excesos de confianza de los propietarios, manejo incorrecto de correas, arneses o collares inadecuados, falta de control de espacios abiertos (como jardines), desconocimiento en la manipulación de perros miedosos, entre otros. Si hay algo que todos estos casos tienen en común es que, en su mayoría, las causas de origen se pueden prevenir, o, al menos, se pueden minimizar los riesgos asociados a ellas.

PREVENCIÓN, LA MEJOR DECISIÓN

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es P91005-175804-1024x759.jpgPara nosotros una de las mejoras herramientas preventivas es, sin duda, el GPS para perros. Si tenéis un perro escapista, miedoso o no atiende a la llamada, os aconsejamos que tengáis muy en cuenta estos aparatos como política preventiva. Las horas de margen que un GPS te puede dar desde que se pierde tu perro (hasta que se acabe la batería), pueden ser la diferencia entre encontrarlo vivo o muerto.

¿CÓMO FUNCIONA?

Aunque actualmente podemos encontrar mucha variedad en el mercado, hoy queremos compartir nuestra experiencia con un modelo concreto de GPS llamado iPet, de la Empresa Riojana ipettracker, a la que agradecemos desde aquí su solidaridad e interés por nuestra causa.

El funcionamiento de un GPS está basado en la triangulación de señales vía satélite (por tanto, cobertura ilimitada) que, después, a través de la tarjeta SIM que el aparato lleva en el interior, envía la posición al servidor (en este caso de iPet Tracker) y se recibe en la App del móvil. iPet nos incluye una tarjeta SIM prepago de Vodafone, con tarifas muy baratas y gran cobertura, pero, podéis cambiarla por cualquier otra SIM de la Compañía que queráis.

Este GPS en concreto no obliga al pago de cuotas mensuales y la tarjeta SIM consume muy poco saldo, por lo que, en comparación con otros modelos del mercado, ¡es una gran ventaja! El iPet conlleva un único pago.

¡Se instala de forma muy fácil y rápida! Viene con Instrucciones de uso en español, tarjeta SIM de pre-pago cargada con 5 €, carta de bienvenida con los datos de contacto del servicio post-venta, cableado necesario para su carga y accesorios de ajuste para su colocación.

El dispositivo en sí pesa poco (35 gramos), pero es robusto y estéticamente agradable. Dispone de un sistema de seguridad que se sujeta al collar del perro con un click y, además, se puede acabar de ajustar con 2 gomas laterales. ¡Queda perfectamente ajustado! ¡No se mueve!

El sistema de carga es como el de cualquier aparato electrónico, mediante cable USB, que viene incluido en la caja.

Una vez cargado y colocado, tenéis que bajaros la aplicación iPet – GPS tracker, que encontraréis de forma gratuita en la Play Store. La configuración es muy sencilla, tan sólo hay que seguir los pasos que aparecen en las instrucciones o, si lo preferís, podéis visualizar el Tutorial que el Servicio Técnico tiene en su página, enteramente en Español y muy bien explicado. ¡Sin duda una buena ayuda! ¡No hay pérdida!

¿QUÉ SE LE DEBE PEDIR A UN GPS?

Para nosotros, estos 8 puntos son clave:

1. Fiabilidad y precisión de la posición

La fiabilidad del GPS tiene mucho que ver con el parámetro de sensibilidad, que en el caso del iPet es de -161 dB. La capacidad de captación y mantenimiento de la señal de los diferentes satélites determina que podamos confiar en que realizará bien su función cuando lo necesitemos. El iPet tiene una alta sensibilidad y una buena precisión de las coordenadas.

A través de la Aplicación podemos visualizar la posición en tiempo real (como Google Maps) y consultar el histórico de ubicaciones en sus diferentes formas de visionado.

2. Tamaño adecuado

No es el GPS más pequeño del mercado pero su tamaño es aceptable. Aunque sería deseable que hubiera disponibilidad de 2 tamaños, el aparato puede adaptarse también a un arnés, en caso de perros pequeños, por lo que no supone un problema.

Las dimensiones del iPet son: Largo 105 x Ancho 37 x Alto 30mm

3. Compatibilidad

Es importante comprobar que no existan problemas de compatibilidades en lo que se refiere a la cobertura GSM, operadoras de telefonía y aplicaciones para el móvil.

· El iPet opera en las Bandas de frecuencia GSM  Europea y Americanas: 850/900/1800/1900 MHz. Por tanto, la tarjeta SIM funcionará sin problemas en todos estos países.

· A nivel de tarjeta SIM, iPet nos propone el uso de Vodafone de prepago. Sin embargo, se puede poner otra SIM de cualquier otra operadora de Telefonía nacional. El servicio técnico de iPet os ayuda a configurarlo.

· La App se encuentra disponible en la Play Store de forma gratuita y enteramente en Español. Válida para Android / iOS APP.

4. Batería

Es una de las preguntas frecuentes: ¿Cuánto aguanta? No hay una respuesta única, pues depende del uso. Las especificaciones del iPet son de 500 mA / 3,7 V.  Por nuestra experiencia personal, hemos podido comprobar que este GPS puede durar hasta 5 días en modo ahorro y con actividad baja (es decir, cuando el perro está bastante estático). Tenerlo activado no consume apenas batería, pero los niveles altos de actividad (constantes movimientos en amplios espacios abiertos) implican informes de posición más frecuentes que, lógicamente, reducen la duración de la batería.

Sin embargo iPet ofrece una funcionalidad interesante llamada “Modo de presentación de Informes“, que encontraréis en la pantalla de la App “Información del dispositivo”. Esta opción permite escoger entre 3 niveles de recepción de la posición:

· Normal (cada 5 minutos)

· Urgente (cada 30 segundos)

· Ahorro de energía (cada 2 horas)

Salvo que os encontréis en una situación de Emergencia, lo recomendable para optimizar la batería es tenerlo en Modo Normal.

5. Precio

El precio del iPet es de 149 €, en un único pago, sin cuotas mensuales. En el mercado encontraréis mucha variabilidad de precios, pero, teniendo en cuenta que la mayoría obligan a comprar un plan de suscripción mensual, resulta interesante una propuesta como la que ofrece iPet, donde el consumo de la SIM es mínimo.

6. Robustez del aparato

Del aspecto general nos gusta su color (naranja, visible), la dureza del material (aguanta golpes de diversa consideración) y su resistencia a las condiciones externas (IP 55 – resistente al agua pero no sumergible).

7. Simplicidad de uso

Un GPS para perros no debe ser complicado ni de configurar ni de colocar sobre el collar o arnés del animal. La simplicidad es un parámetro que para muchos usuarios es importante. El iPet es fácil de utilizar, una vez cargado, ¡son 5 minutos!

8. Servicio post-venta

No por ser el último punto valorado es el menos importante, ¡al contrario! En nuestra opinión, el valor añadido de este GPS con respecto a otros es el de su servicio técnico: Servidor y personal de atención en España, trato directo (whatsap / teléfono / formulario web / email), tiempos rápidos de respuesta y tutoriales de guía muy fáciles y entendibles. Ante cualquier duda, ¡estarán para ayudaros!

VALORACIÓN GLOBAL

Sea cual sea el GPS que decidáis comprar, os recomendamos tener muy en cuenta los 8 puntos anteriormente mencionados para que vuestra elección sea lo más acertada y duradera posible. Pensad que, si perdéis a vuestro perro, al menos estos dispositivos os dan un margen de maniobra durante las primeras horas (e incluso días) que puede suponer la diferencia entre encontrarlo sano y salvo o no encontrarlo. Aunque no olvidéis que la prevención debe trabajarse a otros niveles también: buenos arneses y correas, refuerzo del vínculo con el animal, control de espacios, etc…

Aquí podéis ver a Bea (la galga), protagonista de las pruebas de validación del iPet.

Facebookinstagram
× Contacta por WhatsApp