PERROS ABANDONADOS – Localizania Rescate Animal

En LOCALIZANIA rescatamos perros abandonados en diferentes contextos, a veces por peticiones de particulares que están alimentando a un perro en la calle y, a veces, como apoyo a la Protectora de Barcelona (cesiones, síndromes de Noé, …).

 

Si estás leyendo esto es porque seguramente conoces algún perro que podría necesitar nuestra ayuda. En caso de captura directa, sin necesidad de colocación de cebos y trampas, contacta al teléfono 650 023 229 y explícanos el caso, haremos todo lo posible por ayudar. Si, por lo contrario, se trata de un perro de la calle que no se deja coger, piensa que necesitaremos tu implicación, pues un perro miedoso en estado «salvaje» no es nada fácil de capturar. A continuación, te contamos las fases que son necesarias para el éxito de estos rescates:

 

 

FASE I: ¿CÓMO EMPIEZA EL PROCESO DE RESCATE?

 

Contigo. Si ves un perro abandonado que no se deja coger, ¡avísanos! Tu alerta puede salvarle la vida.

Una vez recibimos el aviso, ya sea vía Facebook, Web o Whatsapp, nos coordinamos contigo y con personas de apoyo en la zona para crearle al animal una zona de confort donde comenzar la fase de fidelización, imprescindible para llegar a la captura. Tú formas parte de ella. ¡Te necesitamos! Sin ti, no lo podemos hacer.

 

 

FASE II: FIDELIZACIÓN y SEGUIMIENTO

 

Es la más importante de todas las fases, la llave del éxito.  El máximo esfuerzo debe realizarse aquí, para afrontar con ciertas garantías la captura final.

En esta fase nos apoyamos en las técnicas de Fototrampeo de observación indirecta, con la ayuda de cámaras Wildlife y atrayentes formulados y escogidos en exclusiva por nosotros.

Los atrayentes se colocan delante de las cámaras, de forma que, confirmamos sus horas de paso, a fin de establecer un punto fijo diario que después utilizaremos para la colocación de la trampa. Es necesario reforzar la zona donde haremos la fidelización con atrayentes líquidos (evitando que otros animales coman) y atrayentes «premium» que son lo que formulamos nosotros. Si lo estás alimentando, es importante que sepas que un día antes de la captura, deberá pasar algo de hambre: Te daremos las pautas necesarias.

 

 

 

.ESTAS CÁMARAS SON NUESTRAS GRANDES ALIADAS

 

Las cámaras de Fototrampeo están diseñadas para soportar las condiciones exteriores, son autónomas y disponen de sensores PIR con infrarojos, que permiten grabar de noche con la máxima discreción, sin que su luz pueda ser percibida por los animales (ni por las personas).

 

 

 

FASE III: LA CAPTURA 

 

En LOCALIZANIA, después de mucho trabajo de investigación  y prototipaje, hemos construido y mejorado nuestros sistemas de captura. Actualmente disponemos de una jaula desmontable con cierre automático a control remoto y una red automática para los casos más extremos (los perros que no entran en jaulas).

Para ambos mecanismos es imprescindible poder operar a distancia y durante la noche, que es la franja de éxito más probable en perros miedosos. Para ello equipamos las jaulas y las redes con accesorios como cámaras con visión nocturna por infrarrojos y sensores de movimiento.

 

 

Jaulas y redes activadas a control remoto 

 

Los sistemas de captura tienen una gran importancia, pues son los encargados de culminar el rescate, la última etapa, la que implica un esfuerzo logístico considerable y una cierta habilidad para manejar la tensión del momento.

Construimos el primer prototipo de jaula en 2016, y, desde entonces, hemos seguido mejorándolo y ampliando en cuanto a accesorios. Con cierre a gran distancia (más de 600 metros) y paneles modulares, nuestras jaulas son adaptables a cualquier tipo de terreno y a casi cualquier circunstancia.

Sin embargo, la experiencia nos demuestra que no todos los perros son capaces de entrar en ellas, incluso con los mejores atrayentes. Hay perros que no pueden vencer su miedo a la presencia de una estructura tan imponente como la jaula, por lo que hemos tenido que innovar y buscar un mecanismo alternativo: Localired, así la llamamos a nuestra trampa red a control remoto. El cierre es el mismo que en la jaula, pero con la ventaja de que el animal no tiene que cruzar el umbral de una puerta y entrar en una estructura cerrada.

Ellos, los perretes son nuestros grandes maestros, observando sus reacciones aprendemos y mejoramos los sistemas.

 

Algunos de nuestros accesorios:

 

Willy, el «ojo que todo lo ve»

 

«Willy», así apodamos cariñosamente a nuestro «ojo nocturno«, el que nos permite monitorizar la jaula a distancia y en la más absoluta oscuridad. Su potente monitor nos ofrece la visión que necesitamos para asegurar la captura selectiva, es decir, apretar el botón del cierre de la puerta sólo cuando el animal que buscamos está dentro. Podemos regular el ángulo de la cámara y operar en condiciones de escasa visibilidad, gracias a sus infrarrojos y su gran alcance (300 metros).

 

 

 

Sensores perimetrales

 

 

Los sensores de movimiento son accesorios muy versátiles de gran utilidad. Los usamos especialmente en franjas horarias donde tenemos el riesgo de quedarnos dormidos (madrugada principalmente). Pese a que Willy también tiene sensor de movimiento, éste controla sólo el radio de la jaula, mientras que estos pequeños sensores pueden colocarse en los alrededores de la misma, de forma que nos avisen con anticipación suficiente.

 

 

 

 

FASE IV: POST-RESCATE. ¿QUÉ OCURRE DESPUÉS?

 

Rescatar animales no sólo es sacarlos de la calle. Ese es el primer paso, pero después viene lo más duro: su proceso de recuperación. Aquí tienes uno de nuestros caso más inolvidables: Baggel

¿Quieres saber qué ocurre después? Entra aquí

 

Nuestros Localizanitos son perros con mucho miedo a las personas, inducido en muchos casos por un mal pasado con nula o poca socialización, además de algunos factores genéticos que se repiten especialmente en perros de caza (como los podencos). Necesitan una etapa de recuperación, lo que nosotros llamamos: el post-rescate, tanto o más importante que el rescate en sí mismo. 

.