Un rescate de infarto, no había tiempo, la tragedia era altamente probable. Ha sido necesario todo un despliegue de 10 voluntarios repartidos en varios turnos desde las 08.00 h de la mañana de hoy hasta las 23:00 h, cuando por fin la pequeña Dixie entraba en la jaula, poniendo a salvo su vida.

Esta cachorrita, de apenas 6 meses, nos ponía los pelos de punta cuando la veíamos cruzar los Túneles de Vallvidrera de lado a lado, uno de los puntos más negros del tráfico de entrada a Barcelona. Ha tocado trabajar a contrareloj y solicitar la ayuda de los responsables de mantenimiento de las vías para acceder al lateral donde Dixie correteaba asustada buscando comida.

La pequeña peluche descansa ya tranquila

Desde aquí enviamos un grandísimo agradecimiento a los jefes de turno y trabajadores de los Túneles de Vallvidrera, por su paciencia y apoyo, permitiendo que accediéramos a los laterales del Túnel donde finalmente hemos rescatado a la princesita.

Facebookinstagram
× Contacta por WhatsApp